ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Vivianne D'Lanoir

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Vivianne D'Lanoir   Lun Dic 14, 2009 7:11 pm

Apellido y Nombre:
D’Lanoir, Vivianne

Alias:
Broken Innocence

Nacionalidad
Inglesa

Sexo:
Femenino

Oficio:
Ninguno (por el momento)

Rango:
D

Edad aparente:
14 años

Edad real:
18 años [4 desde su creación]

Raza:
Homúnculo [Muñeca]

Facción:
Neutro

Descripción física:
1.60 metros de altura
20 kg de peso [recordando que es una muñeca]
Cabello blanco hasta la cintura
Ojos azules
Tez blanca
Complexión delgada
Constitución fina, frágil en apariencia, fuerte en realidad

Spoiler:
 

Descripción psicológica:
Solía ser una niña activa y sonriente, mostrando un especial interés por las actividades de su padre. Sin embargo, tras la tragedia que destruyó su vida y la de su familia, Vivianne se ha vuelto reservada, silenciosa, y con un aspecto triste y apagado. En alguna ocasión llegó a tenerle aprecio a su protector, en una extraña mezcla entre el odio (por haber asesinado a su padre frente a sus ojos) y gratitud (por haberle enseñado a moverse con su cuerpo artificial). Es un ser cuyas circunstancias le han llevado por el camino de la soledad; no obstante, posee la chispa de la alegría propia de una niña cuya inocencia fue rota por la oscuridad.

Información Racial:
Ventajas:
Fuerza I
Agilidad II
Resistencia I
Aptitud Mágica II
Potencial Mágico III
Psych II
Regeneración I

Desventajas:
Carece de sensaciones físicas
Su cuerpo no tiene desarrollo alguno

Poderes:
~ Puppeteer Puppet
Origen: Dada la magia demoníaca que formó parte en su construcción, Vivianne tiene cierta capacidad mágica que ha desarrollado a través de jugar con títeres (cosa irónica).
Nivel: 1
Características: Esta muñeca viviente tiene la capacidad de manipular delgadas cuerdas que surgen de la punta de sus dedos, como si de un titiritero se tratase.

~ Devil’s Strength
Origen: El deseo de su padre fue cumplido al pie de la letra, aunque Vivianne lo desconozca: “Resistente a cualquier descuido o improperio del tiempo o de la naturaleza”.
Nivel: 1
Características: Su cuerpo posee un encantamiento demoniaco que le proporciona resistencia a los objetos físicos y magia menor.


Habilidades:
~ Capacidad de aprendizaje
Origen: Debido a que tiene buena memoria, Vivianne es una buena estudiante.
Nivel: 1
Características: La rama a la que ha dedicado su atención es Anatomía, de modo que conoce la estructura corporal básica de los seres, así como las funciones orgánicas de los mismos.

Armas:
Ninguna

Debilidades:
~ Físicas
• Desconoce temperaturas
• Es incapaz de diferenciar texturas
• Si llega a romperse (en un caso extremo), no se percataría a menos que lo viera

~ Mentales
• Paulatinamente va perdiendo su humanidad, al carecer de muchas cosas propias del ser humano
• Posee cierto resentimiento hacia los demonios
• En ocasiones se olvida de que es una muñeca, y se frustra al no poder sentir

~ De poder / habilidad
• La efectividad de su manipulación con hilos depende de la distancia, y esto, a su vez, depende de su nivel.
• El que su cuerpo sea resistente ante los ataques no implica que no pueda ser desplazada por ellos

Anexos:
• Vivianne adquirió cierto gusto por la ropa estilizada para muñecas, pensando que le hacían lucir bien, además de que así se adaptaba mejor a su realidad. De este modo, su guardarropa consiste en distintos vestidos con holanes, listones y moños.
• Gusta de arrojar cualquier objeto que tenga a la mano, ya que posee la fuerza suficiente para que dichos objetos adquieran alta velocidad y precisión al ser lanzados.

Historia:

El arte de la construcción de muñecas solamente puede ser utilizado por aquellos cuyas manos son capaces de dar vida a la belleza.

Francesco D'Lanoir era un creador de muñecas que tenía a la belleza como el principal en la escala de valores. No era de sorprenderse que su esposa tuviera una hermosura comparable solamente con las obras de arte de los grandes maestros, hermosura heredada por la única hija de la pareja.

Spoiler:
 

En una ocasión, mientras se celebraba el cumpleaños de una de las amistades de la familia D’Lanoir, un accidente se suscitó en la casa anfitriona, dando origen a un incendio que no pudo ser calmado sino hasta que el clima intervino, con una tormenta que apagó las llamas, dejando la mansión en ruinas. Francesco había planeado llegar al evento unas horas más tarde del inicio, debido a que era de vital importancia su presencia en una reunión de trabajo. Al llegar a la morada de sus anfitriones no encontró sino los restos de una tragedia. La mayor parte de las personas que se encontraban en la fiesta perdió la vida esa noche, y unas cuantas más sobrevivieron apenas, quedando en un muy grave estado, entre ellas Vivianne, con 14 años de edad.

Devastado por la pérdida de su mujer y resignado al diagnóstico de los médicos, Francesco llevó a su hija a que pasara sus últimos días en casa, ya que la gravedad de su estado no tardaría en quitarle la vida. La hermosura que hubiera tenido la niña alguna vez se había esfumado, y el hombre, en aras de consentir a su única descendiente, se esmeró en crear una muñeca lo más parecida posible a Vivianne, de su misma altura y complexión, con el objeto de mostrarle a la pequeña que era hermosa, y mostrarle la muñeca en vez de su triste reflejo.

Conforme transcurría el tiempo, el hombre se volvía cada vez más y más exigente con su obra, pues no solamente la quería hermosa sino resistente a cualquier descuido o improperio del tiempo o de la naturaleza. Su ambición por crear la muñeca perfecta, tal y como él quería que su hija se viera a sí misma, le llevó a buscar en el arte, en la ciencia, en el empirismo, en la religión y finalmente en la magia. En su búsqueda halló un escrito que hablaba de un ser que concedía cualquier deseo a cambio de un alto precio. Desesperado, no dudó en hacer la convocación, y ante él se manifestó el ser que volvería realidad su sueño...a cambio de su cordura.

Habiendo consumado su obra, el hombre se dirigió a los aposentos de su hija, en una desenfrenada alegría. Su emoción se desvaneció en el aire cuando se percató que Vivianne estaba agonizando, luchando con desesperación por respirar, y quejándose con gemidos del dolor punzante que le arrancaba la vida. Inmerso en una desesperada locura, cayó de rodillas en el suelo, emitió una sonora carcajada, mientras las lágrimas inundaban su rostro. Hablando al aire, convocó por segunda ocasión al ser que había consumado su primer deseo, el cual apareció ante el hombre, extrañado por verle nuevamente.

Francesco, con la mirada en el techo, evitando ver a su hija morir, dijo:

“Mi hija no debe sufrir más. Cumple mi deseo, demonio, toma mi alma y haz con ella lo que te plazca, tortúrala, devórala, consúmela… pero lleva el alma de mi hija al cuerpo de la muñeca que hice a su semejanza, deseo que el cuerpo que hice para ella resista lo que su cuerpo humano no pudo, deseo que sea la muñeca más hermosa…para siempre”.

El ser, convocado desde lo más profundo de la oscuridad, observó la escena con malicia. Juntando sus dedos índices y los pulgares para formar un triángulo con sus manos, comenzó a entonar un cántico demoniaco. Al instante, el cuerpo moribundo de Vivianne se convirtió el polvo, revelando una pequeña esfera color azul; al mismo tiempo apareció en la habitación la muñeca que Francesco había diseñado y que había sido perfeccionada por artes demoníacas. De la sombra del ser de la oscuridad surgió una garra que se desprendió del suelo, dirigiéndose a la esfera azul que había quedado en donde se encontrara el cuerpo de la niña. Bruscamente, la garra llevó la esfera hacia la muñeca, insertándola en su pecho con fuerza, como si encontrase una poderosa oposición, que finalmente fue superada.

La muñeca cayó al suelo, y tras unos instantes comenzó a moverse, entre espasmos que sacudían su cuerpo entero. Francesco observó la cabeza de la muñeca moverse lentamente, recostada en el suelo, entornándose hacia él. Tras llamarla por su nombre, el hombre sonrió cuando el que antes fuera un objeto inerte, le llamó curiosamente “¿papá?”, pero al extender su mano hacia ella y dar un paso para alcanzarla, el demonio tomó su parte correspondiente del trato, devorando el alma del hombre, quien gritaba en una agónica pena, delante de la mirada de Vivianne.

Tras haber consumado el pacto, el demonio avanzó hacia la muñeca, quien había hecho un gran esfuerzo por incorporarse, mientras lágrimas de sangre cubrían sus mejillas. Desconcertada ante su nuevo cuerpo, moviendo apenas sus dedos y con el cabello cubriendo por completo su cuerpo desnudo.

Spoiler:
 

“¿Duele mucho?”, dijo el demonio, con una sonrisa un tanto irónica en el rostro. Colocando una rodilla en el suelo, llevó la mano diestra hacia el mentón de Vivianne, levantándole suavemente, obligándole a mirarlo a los ojos.

“Pacta conmigo y removeré tu alma de ese cuerpo falso que no posee sensaciones. Pacta y serás libre”, dijo el demonio.

Tras meditarlo unos instantes, confundida ante la ternura que mostraba el ser de las tinieblas mientras utilizaba un pañuelo para limpiar las lágrimas rojas que manchaban su rostro, Vivianne hizo un intento de hablar. Su voz era apenas audible, y su rostro entero temblaba ante el esfuerzo que representaba para ella mover un cuerpo que no era el suyo.

“No… Yo… vi.. vi.. ré… Eso… qui..so… mi… pa..dre…”

Como si hubiera recibido la mejor de las respuestas, el demonio tomó a la joven entre sus brazos y la llevó consigo. Requeriría tiempo que se adaptara a moverse en el cuerpo que tenía. Era necesario limpiarla, vestirla y peinarla. Después de todo, Vivianne era una muñeca que debía permanecer hermosa… para siempe.

El tiempo transcurrió, al principio de manera agónicamente lenta desde la perspectiva de Vivianne, sin embargo esta terminó por adaptarse. Había vivido durante 3 años con el demonio que la encadenó a un cuerpo sin sensaciones, hasta que un día, su protector desapareció. Inicialmente la chica pensó que él no tardaría en volver, pero el paso de los meses fue un claro indicio de que difícilmente volvería a verle.

No tenía muchas alternativas. Incapaz de sentir, sin familia, sin amistades, sin su protector, la joven atrapada en un cuerpo artificial decidió viajar tan lejos como pudiera de aquella ciudad que tanto dolor había causado. Tomando el dinero que el acaudalado demonio había poseído, Vivianne viajó a Japón, en busca de un sitio para establecerse.

¿Cuánto tiempo resistirá una joven que ha sido encadenada a la eternidad?

Spoiler:
 


Última edición por Vivianne D'Lanoir el Mar Dic 15, 2009 5:08 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
 
Vivianne D'Lanoir
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Fate Rivalesque :: Registro :: Facciones :: Neutros-
Cambiar a: