ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Una copa o tal vez dos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kael
Counter Guardian
Counter Guardian
avatar

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 18/11/2009

Expediente
Rango: C
Raza: Licántropo Original
RP (Puntos de Rol):
0/20  (0/20)

MensajeTema: Una copa o tal vez dos   Sáb Dic 26, 2009 5:21 pm

El ambiente como siempre estaba a media luz con la música relajante de fondo entre tantas mesas y licor que se servían por montones en estás épocas; era un viernes por la noche y el fin de semana siempre invitaba a las personas el buscar un lugar donde pudieran conversar además de pasar un tiempo relajado entre conocidos.

Era una noche por más decirla extraña, la ciudad no era la misma que hace algunos meses, de un tiempo a este cada día se podía escuchar en los noticieros locales, pues no entraba ningún otro, sobre los destrozos y muertes que estaban a orden del día. Tal vez la gente común buscaba un tiempo con sus amigos para olvidar todo lo malo que les acechaba y al menos tener un tiempo sin preocupaciones.

Un chico rubio de alrededor metro ochenta de estatura hizo su aparición en el bar, saludó a un par de personas que de seguro los había conocido hace algunos días pues no era de entablar amistades duraderas y menos aún con un cierto tipo de acercamiento, para eso podía pagar compañía. Avanzó calmo hasta la barra del establecimiento, se dejó caer sobre una de las sillas altas y circulares que rodeaban la gran mesa de pino.

Una botella de vino... Pidió a quien lo atendiera, tal vez alguien conocido lo atendería, aunque eso tal vez no era algo que pudiera esperar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Sáb Dic 26, 2009 5:45 pm

Karma era por decirlo, el tipo de empleado perfecto, siempre atenta, agil, rápida y respetuosa. Si se le necesitaba un dái de descanso estaba allí a la orden del dia, comprendia el sentido del deber y era honrada, además, nunca se quejaba, fuese un buen o un mal día. Hablaba poco pero era cordial con los clientes y demás trabajadores. Por supuesto, esto levantaba mil habladurias entre sus compañeros, que la veian como una mosca muerta, pero ella era la única que aún permanecia en pie, además de los administradores, de los que ella habia conocido cuando recien habia comenzado su trabajo en el bar.

Nunca habia conocido al dueño del local, era bastante extraño, bueno, el lugar era tan enorme y tan concurrido que sin duda su dueño tenia dinero para pagar a otros por hacer su trabajo y además recibir sendas ganancias. No es como si le importara o no. Aunque era la mejor trabajadora nunca habia ganado un premio al empleado del mes o cosas por el estilo, sus jefes la adoraban pero sus compañeros la odiaban. Siempre intentando hacerla caer de alguna forma pero ella siempre era más astuta que los ignorantes. Era una estratega despues de todo.

Las luces bajas del lugar y la música se mezclaban aquella noche con los rostros cansados y ansiosos de las personas que ya a tan tempranas horas atiborraban la primera planta, en la cual trabajaria aquella noche. Tras la barra sus manos se desplazaban con agilidad y armonia sobre las botellas, creando deliciosos cocteles y mezclas, las personas se empujaban unas a otras buscando tener mejor visión de la escena que la chica montaba en la barra, de una forma discreta generaba juegos de luces entre las copas y pequeñas llamaradas de fuego. El shot de la noche era llamado "Aliento de Dragón", una mezcla exquisita de rones, jugo de frambuesa y en el borde ardian llamas azules, debia beberse con una pajilla en un solo segundo. Los gritos y las competencias no se hacian esperar. Karma los observaba a todos con paciencia, sin esbozar una simple sonrisa pero sin dejar de ser amable al mismo tiempo, como si no pudiera abandonar su porte noble nisiquiera en aquel antro.

Aún en medio del bullicio insoportable, la voz suave y masculina de un cliente al otro lado de la barra le atrajo la atención. Retubo el camino del ayudante de barra y le quitó la botella de vino que llevaba. Observó por dos segundos al recien llegado, le parecia que le habia visto antes, pero era tanta la gente que asistia a aquel lugar que podia ser solo una apariencia. Cambió la botella de vino rojo y mientras caminaba con gracia felina hacia el cliente se hizo con una botella de vinotinto de la mejor cosecha, entre sus dedos una copa de cristal. Puso la copa frente a él y destapó la botella dejando que el sonido del corcho llenara el escaso espacio entre ambos, vació solo un poco del liquido dentro de la copa y esperó, catar era un arte, lo poseeria aquel ser, o se la quedaria mirando haber por qué no habia llenado toda la copa?.
Volver arriba Ir abajo
Kael
Counter Guardian
Counter Guardian
avatar

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 18/11/2009

Expediente
Rango: C
Raza: Licántropo Original
RP (Puntos de Rol):
0/20  (0/20)

MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Dom Dic 27, 2009 12:02 am

No se dio cuenta que habían varias personas en el bar esa noche, la algarabía no era para él, era más una persona centrada en él. Varias personas gritaban y cantaban aún siendo ese un lugar para relajarse; pidió el vino y alguien se lo sirvió, Kael levantó la copa y primero olió el contenido, su sentido del olfato era mucho mejor que el de cualquier raza sobre-natural que pudiera existir. Levantó la mirada y vio a la chica que le estaba sirviendo, la copa era de vino tinto, al parecer la chica era nueva pues no sabía que ese vino era para los clientes y no para quien dirigía el bar, una persona nunca consume lo que venden.

Logró mantener la mirada por unos minutos, no le gustaba ver a las personas a los ojos, para luego volver sus ojos a la copa de vino que tenía delante.

Una buena elección… Dijo al momento de levantar de nuevo la copa para beber un sorbo… Sabes mucho de vinos o tienes un buen sentido del gusto… Volvió a poner la copa en su nariz y aspiró el suave olor mezclado del vino…


Última edición por Kael el Mar Ene 05, 2010 8:20 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Sáb Ene 02, 2010 9:12 pm

Notó cierta inconformidad en el cliente y ladeó el rostro para luego levantarse de hombros, quizá habia sido su error, ella siempre pasaba en la planta baja y quizá aquel cliente en especial gustase más del vino rojo que del tinto, vaya, habia sido una completa falla suya, solo por querer otorgarle algo mucho mejor. Quizá se habia dejado llevar de más por el pequeño levantón de ego que aquella noche le implicaba al ser el centro de atención en la barra cuando siempre habia estado sirviendo las mesas. Que hubiesen despedido al barman de aquella sección justo la noche anterior le habia supuesto el poder demostrar que habia más en ella que solo el servir y limpiar mesas. Claro, no esperaba conseguir el trabajo, sabia que no lo haria, pero al menos dejaria marca en los clientes que posiblemente seguirian pidiendo el "aliento de dragón".

Se hizo un silencio tenso por un par de minutos en que los ojos de ambos se cruzaron, hasta que el hombre bajó la mirada a la copa una vez más y al fín habló. Vaya, así que a la final no habia sido de su desagrado, si que eran duales la mente y los actos humanos. Lo observó beber y volver a oler el vino y antes de hablar ella, le llenó la copa como era debido tras el catar

- Un buen catador no solo debe conocer de vinos y otros licores, pero debe poseer un buen olfato y un buen sentido del gusto - exclamó dejando la botella a un lado del cliente mientras le detallaba los gestos, los detalles del rostro, tratando de atraer a su mente el recuerdo de donde le habia visto antes.

- Muy bien, esta noche será una noche ocupada, el local ha sido reservado para una gran fiesta que albergará cerca de 3.000 personas, incluyendo grandes personalidades y todos deben ser atendidos con presteza y profesionalismo. No quiero disvarios en la caja al cerrar la noche y espero que cada uno se lleve sendas propinas en honor a su buen trabajo. Un cliente satisfecho equivale a una buena propina. No quiero mesas mezcladas, no quiero ningún cliente quejandose con administración. QUEREMOS UN CLIENTE SATISFECHO! - la voz del administrador sonaba en las paredes del ahora casi vacio y enorme lugar.

Si, habia sido aquel día. Habian pasado horas practicando sus habilidades como meseros, tenian que ser capaces de moverse entre mesas en medio de 3000 personas sin regar una sola gota de contenido, hacer cuentas de 20 mesas al mismo tiempo y mantener todos y cada uno de sus clientes satisfechos. Ahora recordaba aquel rostro. En la zona V.I.P habia estado sentado todo aquel tiempo un joven de rubios cabellos, protegido apenas por la penumbra en que a aquellas horas se hallaba la sección que estaba sobre las cabezas de todos ellos, un cubiculo amplio y cerrado cuyos vidrios polarizados impedian ver al interior. Pero la puerta habia estado abierta, y desde algunos angulos se podia percibir aquella presencia. Tras horas de imparable entrenamiento, los susurros comenzaron a dejarse oir entre esquinas "Es el jefe, está aquí". La tensión se habia elevado como un globo a toda velocidad.

Solo dos empleados habian quedado en pie aquella noche. El Barman y ella. El Barman porque habia tenido toda atención con una nueva creación que todos habian amado, y de hecho le habia salido por error en el primer intento, y ella que habia sido salvado por sus habilidades innatas y por su memoria eidetica. Todos habian quedado helados al verla moverse entre mesas y clientes como si fuese una tarde normal de martes con 30 clientes nada más.


Asi que era él. Una efimera sonrisa habia cruzado su rostro para desaparecer de nuevo. No lo habia detallado bien aquella tarde, pero su memoria guardaba los rasgos perfectamente. Ella habia estado muy ocupada en prestar atención marcial a las indicaciones del administrador y no en estresarse porque el dueño le estaba viendo, si hacia su trabajo bien, nada tenia que temer.

No le conocia el apellido, habia escuchado que la gente le llamaba Kael, pero aquello era demasiado informal para solo aceracrsele y decirle "Hey, buenas noches señor Kael". Se mordió el labio inferior mientras notaba que la tranquilidad regresaba al bar una vez el show de la barra se habia acabado. Todos retornaban a sus asientos con sus bebidas y comenzaban a hablar en voz bja mientras la música lo envolvia todo en la penumbra azulada de las luces de neon.

- Puedo servirle en algo más, señor? - continuaria mejor con el perfil bajo y dejaria que las cosas se dieran en un ciclo natural, era mejor de esa forma para no cometer ningúna imprudencia.
Volver arriba Ir abajo
Kael
Counter Guardian
Counter Guardian
avatar

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 18/11/2009

Expediente
Rango: C
Raza: Licántropo Original
RP (Puntos de Rol):
0/20  (0/20)

MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Mar Ene 05, 2010 8:19 pm

Luego de catar el vino volvió a beber de la copa, una vez más servida por la chica, pero esta vez ya tomaba sorbos más grandes y con menos frecuencia pues aún le quedaba el gusto de la primera degustación en la boca. Kael tomaba la copa por la parte final para no calentar el vino entre sus dedos, volvió a llevar una vez más la copa a sus labios para seguir bebiendo el vino cuando la chica finalmente se fue a hacer su trabajo, que de seguro no sería fácil esa noche, no sin antes responder a su comentario.

La gente poco a poco volvió a sus asientos luego de una presentación en la barra, la cual no vio por estar pensando en mil cosas y no en lo que tenía enfrente; muchas veces le sucedía esto ya que solía perderse en sus pensamientos.

Volvió la mirada a la chica y se dio cuenta que, al parecer, no era del todo “normal” pues tenía un cierto aroma distintivo a una raza que había visto hace muchos años, pero en ese mismo instante no recordaba de que o quien fue, por lo que le despertó algo de curiosidad esa mezcla entre esencia humana y de algo más.

Estoy pensando en un tequila… Respondió a la pregunta de la chica… Aunque no sé si es buena idea… Sonrió esperando una respuesta de la chica que en esos momentos le servía; no la recordaba como una de sus trabajadoras y la verdad lo más seguro era que ella no supiera quien era él… De momento eso era bueno.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Lun Ene 11, 2010 10:19 pm

Karma hizo un par de señales al chico auxiliar que en un segundo habia tomado el lugar indicado y servia atentamente a los clientes de la barra. Rápidamente se percató de que extrañamente, siendo ella la chica de la memoria fotografica y la que jamás dejaba un detalle pasar por alto, habia sido la única que hasta ahora se daba cuenta de que estaba frente a su jefe. A diferencia de los demás, a quienes los nervios se les podia notar con facilidad, ella seguia tranquila, hacia su trabajo y nada importaba más que aquello. Mientras Kael bebia de su copa ella habia atendido a dos clientes más y habia regresado a servirle a él como era debido sin descuidar en ningún instante su atención por los demás clientes del bar.

Al escuchar la petición del hombre la joven emitió una de esas vagas sonrisas suyas y deslizó sus brazos por debajo del mostrador para hacerle con el tequila en cuestión - Se trata de un cambio drastico en las bebidas, la gente comunmente comienza con algo fuerte y va bajando en la medida en que sus cuerpos se recientes. Otros pocos comienzan con algo suave y van subiendo de tono a medida que la noche avanza, en pequeñas proporciones hasta que sus cuerpos colapsan. Sin embargo, otros tantos, en menos cantidad, prefieren jugar a la ruleta de licores- La chica sirvió el pequeño bajo que daba ese shot de tequila y lo sostuvo sobre la palma de una de sus manos mientras apoyaba su codo sobre la barra y acercaba la bebida al dueño del local.

En el momento en que él tomase aquella copa podria notar el ardor de la bebida que habia sido calentada a proposito por la chiquilla de negros cabellos. Karma, casi sin esperarselo, le lanzó una mirada retadora. El tequila caliente le llegaria al hombre hasta la misma medula y al cerebro en tan solo un segundo. Con su otra mano y sin perder el equilibrio de la copa, sirvió otro shot y luego, con gran agilidad y de una forma malabaristica, lo dejó sobre su otra mano y se lo enseñó támbien. No intentaba deslumbrar a su jefe, estos eran juegos que ella solia realizar con sus clientes en general. Era extraño notar en él como le miraba como si jamás le hubiese visto en su vida, bueno, Karma solia ser una chica silenciosa, que se dedicaba simplemente a su labor sin mayores aspavientos mas que aquellas pequeñas escenas que guardaba muy para si y algunos clientes; clientes que exigian ahora su atención y le dejaban excelentes propinas. Ladeó la cabeza mientras esperaba la elección y su mano derecha seguia calentando de una manera muy suave el licor que se posaba en ella.

De verdad... era tan solo un punto más.... una sombra en medio de la muchedumbre?. En ese instante y por algún extraño motivo, en todos sus años.. no supo si aquello era bueno o resultaba una fatal inconveniencia.
Volver arriba Ir abajo
Kael
Counter Guardian
Counter Guardian
avatar

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 18/11/2009

Expediente
Rango: C
Raza: Licántropo Original
RP (Puntos de Rol):
0/20  (0/20)

MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Jue Ene 14, 2010 4:38 pm

Sonrió para si mismo al momento de escuchar eso de las personas que juegan a la ruleta de licores, él era de los últimos pues había aprendido a beber bastante bien, claro con los primeros desastres que eso lleva, pero ahora no tenía problemas en tomar diferentes licores y mantenerse normal… Claro hasta cierto punto.

Me gustan más los juegos… Dijo al momento de posar la mirada en las orbes oscuras de la chica que le servía en esos momento, con gran elegancia cabe resaltar, un shot de tequila… Tienes un gran dominio del escenario… Volvió a decirle sonriente aún manteniendo sus orbes turquesas fijos en los ojos de la dragón… Si no es mucha molestia… Dijo al momento de levantar la diestra para tomar el tequila en ese instante sintió lo cálido de la bebida para luego de un solo sorbo terminarlo. El sabor le recorrió rápidamente la boca haciendo que su cuerpo se caliente, un leve mareo le subió desde la punta de los pies hasta lo más alto de su cabeza haciéndole mover esta para volver en si…

Eso estuvo muy bueno… Volvió a sonreír tomando con la siniestra el nuevo tequila que le servía la señorita… Así voy a durar menos… Dijo volviendo a beber el nuevo tequila que le sirvieron notando que este, al igual que el anterior, estaba cálido. No era de las personas que se pregunta mucho por las cosas pero ya había notado algo extraño en la chica, que para él, era nueva pues no la había visto hasta ese momento… Tienes un don muy preciado… Le dijo sin más miramientos, había aprendido en todos sus años a no ser de los que se escandalizan por algo nuevo, es más lo tomaba como algo que sucede cada día, no por nada era una persona con muy buenos contactos en los barrios bajos, había tenido numerosas visitas a ese lugar y esa era su primera casa así que había visto en esa ciudad más de lo que cualquier ser viviente podría imaginar.

Aún las estrellas cuando se esconden suelen ser difíciles de ver… Comentó sin más, era algo que él sabía muy bien, pasar desapercibido, y no era muy difícil leer la mente de los demás, más ahora que había tenido contacto visual con ella y sabía lo que pensaba, su telepatía era una buena carta para momentos como este aunque aún no sabía dominarla a la perfección... Me dejaría invitarle un trago…? Preguntó aún con la sonrisa a flor de piel
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Dom Ene 17, 2010 8:01 pm

Mientras Dante hacia su paso por la ciudad con su estuche de su guitarra acustica en un hombro parecia que sus palabras habia sido escuchadas , al voltear para un lado presencio un bar en el suburbio .... se podia vislumbrar un letrero que decia "La Nocturna".

- Interezante , tomare un trago antes de seguir por mi camino.

Dante camina hacia la puerta del bar y la abre , al entrar nota que hay algunas personas y otras echando miradas, mientras se acerca a la barra se concentra para escuchar todo a su alrededor .

Oido Agudo: Posee un odio bastante bueno .



Nota el latido del corazon de los presentes , cuando finalmente llega a la barra enseguida nota dos latidos que no parecen humanos .... Provienen de un sujeto y una chica que trabaja ahi , de igual manera este se sienta en un banco apoya los codos en la barra y le dice a la chica .

1 Shot de tequila por favor - dice a la chica mientras la mira intensamente a los ojos.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Sáb Ene 23, 2010 8:34 pm

El rostro de Karma se vió ligeramente alterado cuando sus ojos azules cual zafiros se habian dibujado muy suavemente con un halo naranja que le causaba el uso de su habilidad de dragón, sin embargo habia sido casi imperceptible, y cuando el dueño del local le habia hablado sobre su preciado don, este ya no existia en absoluto. La chica habia notado la persistencia del hombre en mantenerle la mirada con fijeza, como si intentara encontrar algo en ellos que sabia que no encontraria si simplemente preguntaba.

Se retiró dos pasos de él y desvió la mirada para prestar atención a su alrededor - Creo que su frase ha sido algo irrelevante - dijo con simpleza mientras le servia un vodka en las rocas a un cliente unos asientos más allá - Es evidente que si una estrella se oculta será dificil de ver - no le encontraba lógica a la frase dicha de repente por el dueño del local. Luego llegó la invitación a un trago y la jovencita ladeó la cabeza curiosamente - Mi turno termina en dos horas, hasta entonces, no acepto invitaciones - y no porque fuese el jefe, si no porque así era siempre. Por supuesto, él podria pensar que se negaba porque ella pensase que era una prueba haber que tan bien realizaba su trabajo, o algo así, como si a ella le importara lo que él pudiese pensar de sus acciones; claro, era su jefe, el que firmaba sus cheques, pero si negarse a un trago le costaba el trabajo, seria terriblemente risible.

Una nueva voz en la barra la hizo mirar al lado de Kael donde hasta aquel instante no habia estado nadie sentado. Su acento marcado lo delataba como extranjero y su aspecto era altamente llamativo. Karma sintió que le costaba retirar su mirada de los azules orbes de él. Parpadeó y rápidamente sirvió el tequila y se lo deslizó sobre la barra hasta dejarlo en medio de sus codos - Bienvenido a La Nocturna - dijo como cortesia y esperó unos instantes detenida en medio de ambos hombres a la espera de que alguno hablase de nuevo para atenderles.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Sáb Ene 23, 2010 9:06 pm

Al tomar el trago con la mano derecha , Dante le dice a la chica.

- Cuando llegue a esta ciudad no me imaginaba que las chicas de por aqui eran tan guapas .

En ese momento Dante recuerda que tiene algo que hacer , toma el tequila como si fuera agua y le echa una mirada al sujeto que estaba sentado ahi , luego toma algo de dinero de su bolsillo y lo deja en la mesa , mira a la chica y le dice con una disimulada sonrisa .

- Puedes quedarte con el cambio , nos veremos despues te lo aseguro .

En ese instante , dante con su guitarra en su espalda se dispone a salir del lugar.
Volver arriba Ir abajo
Kael
Counter Guardian
Counter Guardian
avatar

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 18/11/2009

Expediente
Rango: C
Raza: Licántropo Original
RP (Puntos de Rol):
0/20  (0/20)

MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   Mar Feb 09, 2010 1:52 pm

Off: Vas a tener que disculparme, he tenido algunos contratiempos.

On: En ese instante soltó una sonora carcajada, sus palabras habían sido irrelevantes aunque la verdad para él más que definirlos de esa lo haría de alguna muy diferente pero tampoco tenía muchas ganas de pensar en eso en el momento.

Si, suelo hablar incoherencias… Volvió a tomar su trago esta vez teniendo especial cuidado de no terminarlo de un sorbo, no respondió a la negación de la chica al momento de darle la negativa pues había sentido algo detrás de él, no era particularmente inmensa la presencia, había sentido otras mucho más fuertes, pero en todo caso era algo por lo que debía estar alerta; pidió lo mismo que él, hace unos instantes, para luego comentarle algunas cosas y piropearle cosa que quitó la atención sobre el recién llegado pues al parecer no estaba ahí para algo en especial, tal vez sólo para mantener una charla amena.

El licántropo había terminado su trago para cuando el chico salió del local, era algo extraño que alguien entrara y saliera de esa forma pero lo más probable era que se hubiera acordado de algo mientras estaba ahí.

Tienes algo más fuerte…? Preguntó esperando que le diera algo que pudiera beber en algunos minutos más que los tragos anteriormente pedidos, se quedó algo pensativo sobre el peliblanco de algunos minutos, seguramente tendría algo que ver con lo último que pasaba en la ciudad… Por cierto, no importa esperar… Sonrió por breves minutos a la chica para luego mover la vista a un lado como si buscara algo entre la multitud.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Una copa o tal vez dos   

Volver arriba Ir abajo
 
Una copa o tal vez dos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» LLego tu momento ... COPA MUNDIAL 2010 !!!
» Copa coca-cola 2008
» Quiniela Vuelta Octavos Copa [12/12/11 (16:30)]
» Copa del Rey 11/12
» Piqué dio la nota en el túnel de vestuarios del Bernabéu: "¡Os vamos a ganar la Copa de vuestro Rey!"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Fate Rivalesque :: Ciudad Fuyuki Este :: Zona Urbana :: La Nocturna-
Cambiar a: